Valladolid,
Ayuntamiento de Valladolid

Ayuntamiento de Valladolid

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
Logo Ayuntamiento Valladolid

Margarita la Tornera en la Casa Museo Zorrilla

Publicada el 17 de enero de 2013

Margarita la Tornera en la Casa Museo Zorrilla

    • 17/01/2013

    • Pieza del mes y concurso

    • Durante todo el mes de enero, en el que se conmemora el fallecimiento de Zorrilla, en la Casa de Zorrilla Este enlace se abrirá en una ventana nuevase puede visitar "La pieza del mesEste enlace se abrirá en una ventana nueva", que esta vez está dedicada al cuadro que lleva por título el mismo nombre de una obra de Zorrilla: Margarita la tornera.

      Como complemento de esta pieza, a los visitantes que lo deseen, se les ofrece un concurso relacionado el mismo título, obra literaria y pictórica, cuyo resultado positivo tendrá premio.

      Si de la pluma de Zorrilla salió una obra literaria en 1837, Margarita la tornera, sesenta y cinco años después, en 1902, del pincel de otro vallisoletano, el pintor Anselmo Miguel Nieto, salió una obra pictórica denominada también Margarita la tornera.

      La ubicación del cuadro, un óleo sobre lienzo, ocupa un privilegiado lugar en la Sala Té de la Casa de ZorrillaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, zona noble del piso principal destinado a museo.

      El artista Anselmo Miguel Nieto, nacido a finales del siglo XIX, discípulo de José Martí y Monsó en la Academia de Bellas Artes de Valladolid y más tarde alumno de la de San Fernando de Madrid, participó en varias exposiciones internacionales y se codeó con grandes pintores de la época, como Aurelio Arteta, Picasso y Julio Romero de Torres; de la misma forma contó entre sus amistades con grandes personalidades de la literatura entre las que se encuentran: Baroja, Valle-Inclán y Cossío.

      Destacó como pintor de retratos, sobre todo femeninos, a los que dotó de una gran sensualidad, como lo demuestra el retrato que hace de Margarita la tornera, una romántica escena de una joven muchacha sentada sobre el lecho con un pequeño espejo de mano en medio de una nebulosa de color, que el pintor transmitió por medio del óleo al lienzo con la misma sensibilidad con que lo haría un poeta. Este cuadro, hoy propiedad de la Diputación de Valladolid, pasa a formar parte de la colección museística de la Casa de José ZorrillaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, del Ayuntamiento de ValladolidEste enlace se abrirá en una ventana nueva, el día 1 de junio de 2010, en concepto de depósito, gracias a la generosidad de la institución citada, cuya entrega fue llevada a cabo por el presidente de la Diputación de Valladolid, Excelentísimo Sr. D. Ramiro Ruiz Medrano, y su recepción respectiva por el alcalde de Valladolid, Excelentísimo Sr. D. Javier León de la Riva.

      La primera impresión de la obra literaria Margarita la tornera tiene lugar en un artículo que apareció publicado en la Revue de Paris en 1837, y la segunda, formando parte de Cantos del trovador en 1840-41 de cuyo compendio constituye la tercera leyenda.

      Cuando Margarita la tornera aparece impresa por primera vez, y en ella se encuentra ya el germen de la inmortal obra Don Juan Tenorio, Zorrilla tiene 20 años, y este germen, tal vez pueril pero efectivo, no elude la métrica, muy parecida en ambas obras, ni los primeros intentos en sacar a la palestra a un burlador, intentos que pautan ya los tempos en los que se sucede la acción, incluso el deseo de redención, como el poeta haría más tarde en cada Cual con su razón, publicada en 1839 o en El capitán Montoya, que salió a la luz en 1840. En las tres obras está presente el destino, la seducción, la redención y la muerte, elementos que Zorrilla explicitará en su última entrega en 1844 y en la que desembocarían los intentos anteriores, será precisamente en la obra que permanecerá para siempre en el imaginario colectivo de los españoles: Don Juan Tenorio.

      Margarita la tornera, una leyenda que bebe de lo tradicional, lo histórico y lo fantástico, es más que una obra para los vallisoletanos y para los palentinos. Para los vallisoletanos constituye el recuerdo de uno de los personajes más influyentes en la literatura del siglo XIX en general, y en la literatura romántica en particular, pero no sólo eso, representa el inquebrantable nexo materno-filial, el de José Zorrilla con Nicomedes Moral, su madre, un nexo que se transformaría en el más indestructible de los sentimientos, y con el recuerdo de su madre, el de la casa donde el poeta vino al mundo un 21 de febrero de 1817, hoy convertida en museo, la Casa de José ZorrillaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, en la cual sitúa el escritor sus primeros evocaciones, unos recuerdos en los que su madre está leyendo o rezando, recuerdos de la casa en la que él jugó con un caballo de cartón que su padre le regaló, y en la que desde muy pequeño tuvo sus primeras experiencias extrasensoriales. E incluso se podría decir más, en Margarita la tornera, además de la memoria, se encuentra implícita una deliberada necesidad autobiográfica que Zorrilla plasma, tal vez tratando de exorcizar el desdén que su progenitor manifestó respecto a los actos que el joven poeta provocó en la temprana búsqueda de un sueño o en la respuesta a una verdadera vocación, la de un creador. Una obra que, si bien no alcanza la madurez de otras que llegarían más tarde, sí constituye el pulso tácito de un artista. Nadie se inventa nada al expresar esto que él no dejara escrito en sus Recuerdos del tiempo viejo, tanto en lo referido a la presencia de su madre como a la realidad de algunos episodios de su propia vida: "A la luz de sus ojos, al calor de su cariño, al influjo de su presencia, produje yo en tres meses los tres tomos de mis Cantos del trovador; y un libro del P. Nierenberg, en que ella leía, me sugirió la idea de mi Margarita la tornera; y en aquel D. Juan que tan mal estudia en la Universidad, y que vuelve por fin despechado a aquella casita solitaria, hay algo de mi historia y de la de mi casa".

      Siendo estudiante, Zorrilla perdió el tercer curso de Leyes en la universidad de Valladolid en 1836 por falta de asistencia, cuya ausencia a las clases fue motivada por el castigo que el claustro le infringió, condicionado a dos días de encierro por haberse constituido en cabeza de un tumulto promovido contra el catedrático de Instituciones Canónicas, Don Blas Pardo, lo que daría lugar a su consiguiente alejamiento de la universidad y su posterior huida a Madrid.

      En las primeras páginas de Margarita la tornera, Juan de Alarcón encarna a un joven libertino, expulsado de la universidad de Valladolid, que regresa a la casa paterna como el hijo pródigo. Existe un paralelismo entre el poeta y el personaje de la obra difícil de eludir, y aunque Zorrilla tardó en regresar al hogar familiar, entendido como espacio físico, sí lo hizo de corazón desde el primer momento.

      En esta obra Zorrilla tiene una deferencia clara a la tierra de su padre, Palencia, y sobre una leyenda palentina construye la leyenda de Margarita la tornera, situándola en dicha ciudad. Una monja del convento de las Claras, la portera, es seducida por Juan de Alarcón quien la convence para que huya del convento y le siga. Antes de consumar su huida, Margarita deja las llaves del convento a los pies de la imagen de la Virgen, lo que dará lugar a un desenlace inesperado en la obra de Zorrilla.

      De las dos capillas con las que cuenta el monasterio de Santa Clara en Palencia, en la más pequeña, próxima a la nave del Evangelio, se encuentra la imagen yacente del Santo Cristo de las Claras en las que se inspira la leyenda palentina que más tarde recrearía Zorrilla con su portentosa imaginación para construir la leyenda de Margarita la tornera, una obra que el jovencísimo poeta escribió a continuación del episodio universitario vivido en primera persona.

      Tanto la visita al cuadro como la participación en el concurso, podrá llevarse a cabo en el horario habitual de la CasaEste enlace se abrirá en una ventana nueva.
      De martes a sábados: de 10 a 14 h y de 17 a 20 h
      Domingos y festivos: de 10 a 14 h

info

Otros contenidos

  • Agenda Institucional
  • Programa Urbanismo en RED
  • Archivo Municipal
  • Bibliotecas Municipales
  • Plano callejero. Este enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • Directorio
  • Plan de Empleo. Este enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • AUVASA. Este enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • Programa ADOPTA - Adopción de animales
  • Espacio jóven. Este enlace se abrirá en una ventana nueva.
Plaza Mayor, 1. 47001 Valladolid, España.
Teléfono: +34 983 426 100
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Acceso privado
Aviso Legal