Valladolid,
Ayuntamiento de Valladolid

Ayuntamiento de Valladolid

Logo Ayto. Valladolid

Todas las entradas

  • Añadido el 11 de abril de 2011
    Votos:
    +3
    -7

    EntregadoEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


    Imagen del "Santísimo Cristo Despojado", obra de José A. Hernández Navarro en 1993, en la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor del Viernes Santo en la que es acompañada por su Cofradía titular.
    Autor de la fotografía: Javier Carretero
    (Para ver la fotografía mas grande, pincha sobre ella)
    e-mail de contacto del Blog: blogsemanasantavad@hotmail.com
  • Añadido el 10 de abril de 2011
    Votos:
    +6
    -1

    La leyenda del Convento de San Francisco. (...y parte 2)Este enlace se abrirá en una ventana nueva.


    Por indicación de Lucifer, el franciscano se colocó el alba litúrgica y se acercó a la sepultura portando un cáliz que, con gran temor, tuvo que acercar a la boca del difunto y de donde salió la hostia de su última comunión hasta caer en el interior del vaso sagrado. Cuando el religioso se dirigía al altar mayor para depositar el cáliz en el sagrario, seguido ceremoniosamente por algunos demonios portando antorchas, en medio de un estruendo de chillidos infernales el cuerpo del juez fue arrebatado por los aires de manos de los horrendos seres y sacado de la iglesia por un hueco practicado en lo alto del la bóveda. Mientras tanto, sobre Valladolid descargaba una fuerte tormenta, con truenos y relámpagos, que atemorizó a la ciudad entera.
    Días después, durante la ceremonia del funeral, el franciscano relató todo lo que había presenciado para que sirviera de aviso y escarmiento a los fieles, dando gracias de que en tan penoso trance su estado de gracia le hubiera servido para librarse de la furia de Lucifer.
    Pero en torno a esta leyenda queda pendiente por determinar la identidad del jurista, que intencionadamente se elude en el relato, lo que ha dado lugar a que algunos autores hayan aventurado distintas suposiciones. Una de ellas fue propuesta por Pedro Ladrón de Guevara el realizar ciertas anotaciones a la obra de Juan Antolinez de Burgos. Este identificó al personaje como don Rodrigo Ronquillo, Alcalde de Casa y Corte de la Real Chancillería de ValladolidEste enlace se abrirá en una ventana nueva, natural de Arévalo y muy estimado por Felipe IIEste enlace se abrirá en una ventana nueva, una teoría que tiene poca consistencia debido a sus contradicciones temporales, que bien pudo estar alentada por el regocijo que producían entre el pueblo los castigos ejemplarizantes a impopulares personajes de alta alcurnia, especialmente a este pesquisidor, tan rechazado por su actuación en el castigo a los Comuneros de Castilla. La historia, que por sus intenciones moralizantes además fue transmitida de forma entusiasta por vía oral entre la comunidad franciscana, e incluso llegaba a mostrar con orgullo a los curiosos el agujero de la bóveda por el que habían escapado los demonios, también fue utilizada por algunos autores con fines doctrinales, dado el carácter ejemplarizante del relato y el impacto que la fantástica historia causaba entre una población atemorizada por las predicaciones religiosas.
    A pesar de que la historia es recogida por escrito por primera vez hacia 1480, las referencias impresas que nos han llegado se deben a que la leyenda fue recogida y publicada por el historiador Juan Agapito y RevillaEste enlace se abrirá en una ventana nueva en el tomo VI del Boletín de la Sociedad Castellana de Excursiones, donde califica el caso de estrambótico y donde informa que el hecho fue también reflejado por Matías Sangrador y Vítores en el tomo II de su Historia de ValladolidEste enlace se abrirá en una ventana nueva.
    La truculenta historia en torno a este impopular funcionario de justicia, a su vez fue recogida por José ZorrillaEste enlace se abrirá en una ventana nueva en su novela teatral "El Alcalde Ronquillo o en Diablo en Valladolid", obra que se estrenó en 1845 en el Teatro de la Cruz de Madrid y, a continuación, en la novela histórica "El alcalde Ronquillo, memorias del tiempo de Carlos V", publicada en 1868 en Madrid por Manuel Fernández y González, en una época en que hacían furor los dramas históricos de corte romántico.
    Hoy en día, tanto la leyenda del convento de San FranciscoEste enlace se abrirá en una ventana nueva como las supersticiones del Teatro ZorrillaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, han quedado para siempre relegadas al olvido.

    -Fuente del texto e ilustraciones: http://domuspucelae.blogspot.comEste enlace se abrirá en una ventana nueva


  • Añadido el 10 de abril de 2011
    Votos:
    +6
    -0

    La leyenda del Convento de San Francisco. (...y parte 2)Este enlace se abrirá en una ventana nueva.


    Por indicación de Lucifer, el franciscano se colocó el alba litúrgica y se acercó a la sepultura portando un cáliz que, con gran temor, tuvo que acercar a la boca del difunto y de donde salió la hostia de su última comunión hasta caer en el interior del vaso sagrado. Cuando el religioso se dirigía al altar mayor para depositar el cáliz en el sagrario, seguido ceremoniosamente por algunos demonios portando antorchas, en medio de un estruendo de chillidos infernales el cuerpo del juez fue arrebatado por los aires de manos de los horrendos seres y sacado de la iglesia por un hueco practicado en lo alto del la bóveda. Mientras tanto, sobre Valladolid descargaba una fuerte tormenta, con truenos y relámpagos, que atemorizó a la ciudad entera.
    Días después, durante la ceremonia del funeral, el franciscano relató todo lo que había presenciado para que sirviera de aviso y escarmiento a los fieles, dando gracias de que en tan penoso trance su estado de gracia le hubiera servido para librarse de la furia de Lucifer.
    Pero en torno a esta leyenda queda pendiente por determinar la identidad del jurista, que intencionadamente se elude en el relato, lo que ha dado lugar a que algunos autores hayan aventurado distintas suposiciones. Una de ellas fue propuesta por Pedro Ladrón de Guevara el realizar ciertas anotaciones a la obra de Juan Antolinez de Burgos. Este identificó al personaje como don Rodrigo Ronquillo, Alcalde de Casa y Corte de la Real Chancillería de ValladolidEste enlace se abrirá en una ventana nueva, natural de Arévalo y muy estimado por Felipe IIEste enlace se abrirá en una ventana nueva, una teoría que tiene poca consistencia debido a sus contradicciones temporales, que bien pudo estar alentada por el regocijo que producían entre el pueblo los castigos ejemplarizantes a impopulares personajes de alta alcurnia, especialmente a este pesquisidor, tan rechazado por su actuación en el castigo a los Comuneros de Castilla. La historia, que por sus intenciones moralizantes además fue transmitida de forma entusiasta por vía oral entre la comunidad franciscana, e incluso llegaba a mostrar con orgullo a los curiosos el agujero de la bóveda por el que habían escapado los demonios, también fue utilizada por algunos autores con fines doctrinales, dado el carácter ejemplarizante del relato y el impacto que la fantástica historia causaba entre una población atemorizada por las predicaciones religiosas.
    A pesar de que la historia es recogida por escrito por primera vez hacia 1480, las referencias impresas que nos han llegado se deben a que la leyenda fue recogida y publicada por el historiador Juan Agapito y RevillaEste enlace se abrirá en una ventana nueva en el tomo VI del Boletín de la Sociedad Castellana de Excursiones, donde califica el caso de estrambótico y donde informa que el hecho fue también reflejado por Matías Sangrador y Vítores en el tomo II de su Historia de ValladolidEste enlace se abrirá en una ventana nueva.
    La truculenta historia en torno a este impopular funcionario de justicia, a su vez fue recogida por José ZorrillaEste enlace se abrirá en una ventana nueva en su novela teatral "El Alcalde Ronquillo o en Diablo en Valladolid", obra que se estrenó en 1845 en el Teatro de la Cruz de Madrid y, a continuación, en la novela histórica "El alcalde Ronquillo, memorias del tiempo de Carlos V", publicada en 1868 en Madrid por Manuel Fernández y González, en una época en que hacían furor los dramas históricos de corte romántico.
    Hoy en día, tanto la leyenda del convento de San FranciscoEste enlace se abrirá en una ventana nueva como las supersticiones del Teatro ZorrillaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, han quedado para siempre relegadas al olvido.

    -Fuente del texto e ilustraciones: http://domuspucelae.blogspot.comEste enlace se abrirá en una ventana nueva


  • Añadido el 10 de abril de 2011
    Votos:
    +6
    -2

    Penúltimo actoEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


    Paso del "Santo Sepulcro" ante la Catedral vallisoletana durante la Procesión General de la Pasión del Redentor del Viernes Santo, en la que es acompañado por su Cofradía titular.
    Los soldados del paso son obra de Alonso de Rozas en 1674 mientras que los ángeles son obra de su hijo, José hacia 1696. El Yacente y la urna son de obra anónima.
    Autor de la fotografía: Marcos V.
    (Para ver la fotografía mas grande, pincha sobre ella)
    e-mail de contacto del Blog: blogsemanasantavad@hotmail.com
  • Añadido el 9 de abril de 2011
    Votos:
    +5
    -3

    InterioridadesEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


    El "Santísimo Cristo de la Luz", obra de Gregorio Fernández hacia 1630, en el zaguán del Palacio de Santa Cruz antes de partir en su Procesión titular en la mañana del Jueves Santo.
    Autor de la fotografía: Fernando Miñarro
    (Para ver la fotografía mas grande, pincha sobre ella)
    e-mail de contacto del Blog: blogsemanasantavad@hotmail.com
  • Añadido el 8 de abril de 2011
    Votos:
    +4
    -6

    La FerroviariaEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


    Cofrade de la Exaltación de la Santa Cruz portando un guion y acompañando la imagen del "Stmo. Cristo de la Buena Muerte" en la noche del Viernes de Dolores durante el Vía Crucis por el barrio de las Delicias.
    Autor de la fotografía: Luis Alfonso Urdiales
    (Para ver la fotografía mas grande, pincha sobre ella)
    e-mail de contacto del Blog: blogsemanasantavad@hotmail.com
  • Añadido el 8 de abril de 2011
    Votos:
    +10
    -8

    Consigue un 25% de descuento en los Días Morados de PC CityEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

    El otro día nos enteramos, gracias al blog Be Shopper, de que PC City podría cerrar sus tiendas en España. Y esta mañana, con la noticia aún presente, Zaska (creador del blog Entiende a Nintendo) nos ha mostrado un anuncio en el periódico que nos hablaba de la nueva promoción de PC City. Se trata [...]
  • Añadido el 8 de abril de 2011
    Votos:
    +14
    -16

    PTECO2 renueva sus órganos rectoresEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

    La Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden), que tiene su sede en Ponferrada, ha asumido una de las vicepresidencias de PTECO2 (La Plataforma Tecnológica Española del CO2). Vicente Cortés, director del Programa de Captura de CO2, estará a cargo de la presidencia del organismo nacional Gas Natural Fenosa. Las otras dos presidencias serán encomendadas a [...]
  • Añadido el 7 de abril de 2011
    Votos:
    +6
    -7

    Nazarenos en la CatedralEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


    Estación de penitencia de la Cofradía Penitencial de Ntro. Padre Jesús Nazareno en el interior de la Catedral vallisoletana junto con el "Santo Cristo de la Agonía" en la Procesión de la Peregrinación del Silencio de la noche del Jueves Santo.
    Autor de la fotografía: José Ramón Vaquero
    (Para ver la fotografía mas grande, pincha sobre ella)
    e-mail de contacto del Blog: blogsemanasantavad@hotmail.com
  • Añadido el 7 de abril de 2011
    Votos:
    +8
    -4

    La leyenda del Convento de San Francisco. (Parte 1)Este enlace se abrirá en una ventana nueva.

    El desaparecido Convento de San Francisco

    El protagonista de esta historia es un célebre jurista cuyo nombre se ignoró en las crónicas, posiblemente debido al impactante suceso ocurrido tras su óbito.
    Como era costumbre para las honras fúnebres del juez que había sido enterrado algunos días antes en la iglesia de San FranciscoEste enlace se abrirá en una ventana nueva, se encargó a un fraile franciscano del convento la redacción de un discurso como panegírico que ensalzara sus virtudes. Así, el fraile se encerró en la biblioteca conventual para recabar datos y dar forma al escrito. Allí permanecía cada día hasta la llegada de la medianoche, rodeado de libros y legajos de los que extraía notas con dificultad a la luz de las velas, en un momento en que la ciudad estaba sumida en la más profunda oscuridad.
    Una noche, estando el fraile ocupado en ultimar la recopilación de datos, escuchó las notas desafinadas de una trompeta y un estrépito de voces que rápidamente se aproximaban a la biblioteca. Extrañado y aterrado por algo tan poco habitual en el silencioso recinto, se escondió apresuradamente detrás de unas pilas de libros colocadas bajo unos estantes repletos de papeles donde, sin respirar, contempló cómo se abría la puerta de la librería y entraba un tumultuoso cortejo de personajes enlutados, de rostros horribles, presididos por el propio Lucifer, que con un terrible aspecto diabólico ejercía su autoridad.
    Este se sentó en el sillón que había ocupado el fraile instantes antes y, con voz seca y autoritaria, ordenó que fuera conducido ante él el alma del jurista, el mismo personaje para el que el fraile confeccionaba el discurso.
    Conteniendo el aliento, el franciscano pudo comprobar cómo seguidamente llegaba el alma del juez encadenada y arrastrada por horrendos demonios y cómo, una vez en la sala, su figura aparecía rodeada de sofocantes llamaradas. Los enlutados se dispusieron a los lados, del mismo modo que los miembros de un tribunal judicial, ocupando la autoridad infernal el puesto de presidente.
    Ceremoniosamente éste solicitó. "lea uno de vosotros el proceso y la sentencia que contra éste ha dado la Majestad de Dios". Uno de los enlutados desplegó un largo rollo de pergamino y comenzó a leer una lista de pecados, injusticias y delitos cometidos por el jurista tanto en su vida privada como profesional.
    Acabada la lectura, se escuchó la sentencia de boca del terrible juez, que le condenaba a la pena perpetua del infierno en cuerpo y alma.
    Entonces surgió un problema que fue expresado por uno de los malignos, pues mientras el alma estaba allí presente y cautiva, el cuerpo permanecía en la sepultura y aún conservaba en la boca la Sagrada Forma que había recibido en los últimos momentos de su vida para reconfortarle, convertida en una defensa contra el mal que impedía que los diablos pudiesen tocar directamente la cuerpo del juez. Esto hizo fruncir el ceño a Lucifer que, mientras en actitud pensante recorría con su mirada las estanterías de la biblioteca, descubrió la presencia del aterrado fraile bajo una de ellas.
    Empujado por dos de los enlutados, el fraile fue conducido al centro de la sala y colocado junto al alma de jurista. Allí, le ordenó con rotundidad que en el discurso que estaba preparando relatara todo lo que estaba presenciando, sin omitir detalle, para que la gente conociera realmente cómo había sido aquel funcionario. Poco después, el fraile bajó a la iglesia conducido por los numerosos demonios que habían protagonizado el juicio, que levantaron la losa de la sepultura y sacaron con esfuerzo, puesto que no le podían tocar, el humeante cuerpo del juez…

    -Fuente: http://domuspucelae.blogspot.comEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Nube de etiquetas

Plaza Mayor, 1. 47001 Valladolid, España.
Teléfono: +34 983 426 100