Valladolid,
Ayuntamiento de Valladolid

Ayuntamiento de Valladolid

Logo Ayto. Valladolid

Todas las entradas

  • Añadido el 7 de abril de 2011
    Votos:
    +5
    -1

    La leyenda del Convento de San Francisco. (Parte 1)Este enlace se abrirá en una ventana nueva.

    El desaparecido Convento de San Francisco

    El protagonista de esta historia es un célebre jurista cuyo nombre se ignoró en las crónicas, posiblemente debido al impactante suceso ocurrido tras su óbito.
    Como era costumbre para las honras fúnebres del juez que había sido enterrado algunos días antes en la iglesia de San FranciscoEste enlace se abrirá en una ventana nueva, se encargó a un fraile franciscano del convento la redacción de un discurso como panegírico que ensalzara sus virtudes. Así, el fraile se encerró en la biblioteca conventual para recabar datos y dar forma al escrito. Allí permanecía cada día hasta la llegada de la medianoche, rodeado de libros y legajos de los que extraía notas con dificultad a la luz de las velas, en un momento en que la ciudad estaba sumida en la más profunda oscuridad.
    Una noche, estando el fraile ocupado en ultimar la recopilación de datos, escuchó las notas desafinadas de una trompeta y un estrépito de voces que rápidamente se aproximaban a la biblioteca. Extrañado y aterrado por algo tan poco habitual en el silencioso recinto, se escondió apresuradamente detrás de unas pilas de libros colocadas bajo unos estantes repletos de papeles donde, sin respirar, contempló cómo se abría la puerta de la librería y entraba un tumultuoso cortejo de personajes enlutados, de rostros horribles, presididos por el propio Lucifer, que con un terrible aspecto diabólico ejercía su autoridad.
    Este se sentó en el sillón que había ocupado el fraile instantes antes y, con voz seca y autoritaria, ordenó que fuera conducido ante él el alma del jurista, el mismo personaje para el que el fraile confeccionaba el discurso.
    Conteniendo el aliento, el franciscano pudo comprobar cómo seguidamente llegaba el alma del juez encadenada y arrastrada por horrendos demonios y cómo, una vez en la sala, su figura aparecía rodeada de sofocantes llamaradas. Los enlutados se dispusieron a los lados, del mismo modo que los miembros de un tribunal judicial, ocupando la autoridad infernal el puesto de presidente.
    Ceremoniosamente éste solicitó. "lea uno de vosotros el proceso y la sentencia que contra éste ha dado la Majestad de Dios". Uno de los enlutados desplegó un largo rollo de pergamino y comenzó a leer una lista de pecados, injusticias y delitos cometidos por el jurista tanto en su vida privada como profesional.
    Acabada la lectura, se escuchó la sentencia de boca del terrible juez, que le condenaba a la pena perpetua del infierno en cuerpo y alma.
    Entonces surgió un problema que fue expresado por uno de los malignos, pues mientras el alma estaba allí presente y cautiva, el cuerpo permanecía en la sepultura y aún conservaba en la boca la Sagrada Forma que había recibido en los últimos momentos de su vida para reconfortarle, convertida en una defensa contra el mal que impedía que los diablos pudiesen tocar directamente la cuerpo del juez. Esto hizo fruncir el ceño a Lucifer que, mientras en actitud pensante recorría con su mirada las estanterías de la biblioteca, descubrió la presencia del aterrado fraile bajo una de ellas.
    Empujado por dos de los enlutados, el fraile fue conducido al centro de la sala y colocado junto al alma de jurista. Allí, le ordenó con rotundidad que en el discurso que estaba preparando relatara todo lo que estaba presenciando, sin omitir detalle, para que la gente conociera realmente cómo había sido aquel funcionario. Poco después, el fraile bajó a la iglesia conducido por los numerosos demonios que habían protagonizado el juicio, que levantaron la losa de la sepultura y sacaron con esfuerzo, puesto que no le podían tocar, el humeante cuerpo del juez…

    -Fuente: http://domuspucelae.blogspot.comEste enlace se abrirá en una ventana nueva
  • Añadido el 6 de abril de 2011
    Votos:
    +5
    -3

    Trampantojo primaveralEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


    Imagen del "Jesús de la Esperanza", realizada por Juan Guraya Urrutia en 1946, acompañada por la Cofradía Penitencial y Sacramental de la Sagrada Cena en la Procesión General del Viernes Santo.
    Autor de la fotografía: Chema Concellón
    (Para ver la fotografía mas grande, pincha sobre ella)
    e-mail de contacto del Blog: blogsemanasantavad@hotmail.com
  • Añadido el 6 de abril de 2011
    Votos:
    +7
    -16

    El turismo se apunta a la innovaciónEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

    Según un informe de la Cámara de Comercio de Valladolid, el sector turístico, junto con las exportaciones, mantienen al alza la economía de Valladolid. El turismo es uno de los sectores más importantes dentro de la economía española, por eso las empresas del sector no se descuidan y se suben al carro de la innovación. [...]
  • Añadido el 5 de abril de 2011
    Votos:
    +5
    -7

    Don Purpurino, desterrado por impúdico.Este enlace se abrirá en una ventana nueva.

    Fotografía obtenida de la web http://domuspucelae.blogspot.com

    En 1949, se instaló en la vallisoletana plaza de Fuente DoradaEste enlace se abrirá en una ventana nueva una escultura de fundición que representaba al dios griego Hermes, a la que con el tiempo se otorgó el mote de Don Purpurino, «por haberse tenido la poca feliz idea de repintarla con purpurina», según cuenta Juan Agapito y RevillaEste enlace se abrirá en una ventana nueva en su libro Arquitectura y urbanismo del antiguo Valladolid.
    Esta figura procedía del patrimonio de la familia del marqués de Casa Pombo, propietaria del conocido Palacio Villena, un edificio renacentista, construido por Francisco de Salamanca a mediados del siglo XVI y situado frente al Colegio de San GregorioEste enlace se abrirá en una ventana nueva, donde había ocupado una hornacina del zaguán.
    La escultura en la Plaza de la Fuente Dorada.
    (Foto: http://www.tamariz.net/purpurino.htm)

    En seguida la escultura iba a ser vícitma de los prejuicios morales, repitiéndose una historia similar a la que conociera años antes la alegoría femenina de la Acera de RecoletosEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Todo empezó desde el mismo momento en que fue instalada y culminó cuando, para mantener la tradición del nombre de la plaza, la escultura férrea de Hermes fue pintada de color dorado. El caso es que desde los ángulos de vista laterales de tan llamativa figura la posición del caduceo insinuaba una erección fálica, dando lugar a un perfil que pronto se convirtió en objeto de escándalo, chanza, burlas y continuos comentarios de los vecinos, que tomando a guasa la escultura tras su repinte metálico comenzaron a denominarla en tono jocoso Don Purpurino.
    El impúdico perfil de Don Purpurino propició, finalmente su destierro municipal. Fotografía obtenida de la web http://domuspucelae.blogspot.com

    Los tres años que permaneció sobre el pedestal fue blanco de severas opinones puritanas. Como consecuencia, en 1953, la escultura, con un pergamino enrollado en la mano izquierda y una antorcha en la derecha, fue cedida a Tamariz de Campos, por mediación de su alcalde, Alberto Pastor, que la colocó presidiendo una fuente situada en el Corro de San Antón de aquella localidad.
  • Añadido el 5 de abril de 2011
    Votos:
    +6
    -4

    Don Purpurino, desterrado por impúdico.Este enlace se abrirá en una ventana nueva.

    Fotografía obtenida de la web http://domuspucelae.blogspot.com

    En 1949, se instaló en la vallisoletana plaza de Fuente DoradaEste enlace se abrirá en una ventana nueva una escultura de fundición que representaba al dios griego Hermes, a la que con el tiempo se otorgó el mote de Don Purpurino, «por haberse tenido la poca feliz idea de repintarla con purpurina», según cuenta Juan Agapito y RevillaEste enlace se abrirá en una ventana nueva en su libro Arquitectura y urbanismo del antiguo Valladolid.
    Esta figura procedía del patrimonio de la familia del marqués de Casa Pombo, propietaria del conocido Palacio Villena, un edificio renacentista, construido por Francisco de Salamanca a mediados del siglo XVI y situado frente al Colegio de San GregorioEste enlace se abrirá en una ventana nueva, donde había ocupado una hornacina del zaguán.
    La escultura en la Plaza de la Fuente Dorada.
    (Foto: http://www.tamariz.net/purpurino.htm)

    En seguida la escultura iba a ser vícitma de los prejuicios morales, repitiéndose una historia similar a la que conociera años antes la alegoría femenina de la Acera de RecoletosEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Todo empezó desde el mismo momento en que fue instalada y culminó cuando, para mantener la tradición del nombre de la plaza, la escultura férrea de Hermes fue pintada de color dorado. El caso es que desde los ángulos de vista laterales de tan llamativa figura la posición del caduceo insinuaba una erección fálica, dando lugar a un perfil que pronto se convirtió en objeto de escándalo, chanza, burlas y continuos comentarios de los vecinos, que tomando a guasa la escultura tras su repinte metálico comenzaron a denominarla en tono jocoso Don Purpurino.
    El impúdico perfil de Don Purpurino propició, finalmente su destierro municipal. Fotografía obtenida de la web http://domuspucelae.blogspot.com

    Los tres años que permaneció sobre el pedestal fue blanco de severas opinones puritanas. Como consecuencia, en 1953, la escultura, con un pergamino enrollado en la mano izquierda y una antorcha en la derecha, fue cedida a Tamariz de Campos, por mediación de su alcalde, Alberto Pastor, que la colocó presidiendo una fuente situada en el Corro de San Antón de aquella localidad.
  • Añadido el 5 de abril de 2011
    Votos:
    +6
    -3

    Súplica al cieloEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


    Paso de "La Quinta Angustia", realizado por Gregorio Fernández hacia 1625, alumbrado por la Cofradía de Ntra. Señora de la Piedad durante la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor del Viernes Santo.
    Autor de la fotografía: Mauro Urdiales
    (Para ver la fotografía mas grande, pincha sobre ella)
    e-mail de contacto del Blog: blogsemanasantavad@hotmail.com
  • Añadido el 4 de abril de 2011
    Votos:
    +6
    -3

    En su AtrioEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


    El "Santísimo Cristo de las Mercedes" ante la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol dónde da comienzo su Procesión titular en la noche del Miércoles Santo, en la que es portado a hombros por la Cofradía de las Siete Palabras.
    Autor de la fotografía: Eduardo Vaquero
    (Para ver la fotografía mas grande, pincha sobre ella)
    e-mail de contacto del Blog: blogsemanasantavad@hotmail.com
  • Añadido el 4 de abril de 2011
    Votos:
    +10
    -3

    La Seminci en la UVaEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

    Comienza una nueva semana y desde Valla Low Cost queremos que sea de cine. Por eso os presentamos el ciclo de cine La Seminci en la UVa que podéis disfrutar desde el lunes 4 hasta el jueves 7 de Abril en el Aula Mergelina de la Facultad de Derecho. El ciclo comienza con la presentación [...]
  • Añadido el 3 de abril de 2011
    Votos:
    +9
    -5

    Frente a frenteEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


    Fotografía en blanco y negro del paso de "El Descendimiento", una de las obras cumbres de Gregorio Fernández en 1623, ante la Catedral vallisoletana durante la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor del Viernes Santo.
    Autor de la fotografía: Marcos V.
    (Para ver la fotografía mas grande, pincha sobre ella)
    e-mail de contacto del Blog: blogsemanasantavad@hotmail.com
  • Añadido el 3 de abril de 2011
    Votos:
    +6
    -7

    El Caracol de San GregorioEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


    Ya se ha convertido en una tradición, promovida especialmente por los guías turísticos, localizar entre la maraña decorativa de la fachada de la Universidad de Salamanca su famosa rana.
    Como no podía ser menos que la ciudad vecina, Valladolid también quiso tener su propio talismán, no la Universidad, sino en un centro de estudios de Teología: el prestigioso Colegio de San Gregorio, actual Museo Nacional de EsculturaEste enlace se abrirá en una ventana nueva.
    Al igual que en la capital del Tormes, en Valladolid hubo quien eligió la búsqueda de un caracol como símbolo vallisoletano para probar la agudeza visual y ser recompensado por ello con mismos efectos mágicos que en Salamanca, es decir, buen augurio para aprobar los estudios, casarse y tener suerte en la vida. ¡Paciencia y encuentren al caracol!

Nube de etiquetas

Plaza Mayor, 1. 47001 Valladolid, España.
Teléfono: +34 983 426 100