Ayuntamiento de Valladolid

Dos caleidoscopios de gran formato, nuevas piezas en la Sala Infantil del Museo de la Ciencia

Publicada el 11 de abril de 2018

El Museo de la Ciencia de Valladolid incorpora, gracias a la colaboración de Michelín, dos caleidoscopios de gran formato que pasaran a ser parte de los contenidos de la sala infantil ‘El río de la ciencia’. Los instrumentos han sido presentados esta mañana por la concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo; el director de Michelín en Valladolid, Mario Arconada, y la directora del centro, Inés Rodríguez,  en el espacio dedicado a niños de entre 3 y 7 años que se ubica en la recepción del museo, donde permanecerán ambos caleidoscopios y donde podrán ser disfrutados por familias y centros escolares.

Óptica, geometría y juego se combinan en el caleidoscopio, palabra de raíz griega que significa "mirar una imagen bella". Convertido en uno de los juguetes más conocidos del mundo, el caleidoscopio moderno fue inventado en 1816 y patentado en 1817 por el físico escocés David Brewster.

Los que se exponen en el Museo de la Ciencia de Valladolid son una peculiar variante del clásico juguete, ya que en ambos casos los espejos tienen forma de trapecio en lugar de ser rectángulos, por lo que cada uno cuenta con un extremo ancho y otro estrecho.

Son, además, instrumentos que animan a la interacción del público: el caleidoscopio de tamaño intermedio -40 centímetros de fondo- permitirá a los niños introducir en su interior objetos de colores vivos que darán lugar a las características imágenes caleidoscópicas; mientras que en el mayor -124 centímetros de fondo- serán los propios visitantes quienes se asomen para reflejarse.

Un espacio para los más pequeños

La sala ‘El río de la Ciencia’, en el vestíbulo del Museo, es un espacio dedicado a niños de entre 3 y 7 años, que cuenta con monitores que guían a su pequeño público en el mundo de la Ciencia y contribuyen al estímulo de su capacidad de aprendizaje.

Durante el curso escolar, en esta sala se desarrollan talleres dirigidos a centros educativos, en los que los escolares experimentan conceptos como el equilibrio, la fuerza de la gravedad o la reproducción animal.

Por otro lado, los fines de semana y días festivos, los adultos con niños de 3 a 7 años que acudan al Museo tienen la opción de dejar a los más pequeños en esta sala durante el transcurso de su visita. 

info
© Ayuntamiento de Valladolid. 2011