Ayuntamiento de Valladolid

La Junta de Gobierno abre una segunda convocatoria para incentivar el uso del coche eléctrico que incluye a particulares

El concejal de Hacienda y Función Pública pretende agotar el presupuesto de 405.750 euros, del que queda un remanente de 193.190

Publicada el 13 de diciembre de 2017
20171213 Junta Gobierno RP - CARDU 01301

La Junta de Gobierno local ha aprobado este miércoles la adjudicación de contratos, por procedimiento abierto, de los denominados "servicios de cesión de datos de uso de vehículos eléctricos con movilidad intensiva y puntos de recarga", proceso que supone el apoyo mediante ayudas europeas de 8.350 euros por contrato para los usuarios que, adquiriendo un vehículo eléctrico, cedan al Consistorio sus datos de movilidad, recargas, itinerarios, etc.


El proceso se inscribe en un Acuerdo Marco de adhesión, dentro de las actuaciones de movilidad que despliega el proyecto europeo REMOURBAN del Programa de Innovación e Investigación HORIZONTE 2020, en el que la ciudad de Valladolid participa, y en principio, ha estado dirigido a taxis, flotas de reparto "última milla" o flotas comerciales de alto impacto móvil en el centro del casco urbano.


De las 45 ayudas ofertadas se ha aprobado en Junta de Gobierno la adjudicación de 24, en su mayoría a flotas de reparto, si bien con menos impacto en el colectivo de taxistas.


El concejal de Hacienda y Promoción Económica, Antonio Gato, explicó que, al no haberse agotado el presupuesto de licitación en ambos lotes, de un total de 405.750 euros, existe un remanente disponible de 193.190, lo que permitirá abrir nuevamente –como máximo en enero- un plazo para presentar ofertas, que se abrirán en esta ocasión también a particulares, y que puedan adherirse al Acuerdo Marco inscrito en REMOURBAN aquellos colectivos interesados y comprometidos con la movilidad eléctrica que dispongan o vayan a disponer en breve de un vehículo eléctrico.


Gato recordó que estos incentivos son compatibles con las ayudas del plan estatal MOVALT, de forma que finalmente, el apoyo económico podría llegar a sumar en torno a 15.000 euros.


Es la primera vez que se aprueba en España una contratación de estas características. Se trata de servicios que actualmente no están directamente disponibles en el mercado y que a su vez requieren un proceso de desarrollo marcado por la UE, proyectos "demostradores" que deben evidenciar en un plazo de, al menos 24 meses, unos patrones sobre la movilidad eléctrica en la ciudad de Valladolid, para los sectores y colectivos elegidos. Además, tales modelos tratarán de contribuir a que la ciudad adopte diseños sostenibles en la forma de desplazarse por la misma y que sean ejemplo para replicar a otras ciudades, tanto del entorno cercano como de otros países.


Las licitaciones se han dividido en dos lotes: un primer lote centrado en los servicios a prestar por los colectivos del Auto-taxi, las flotas de reparto "última milla" y empresas de alto impacto móvil con una dotación máxima de 375.750,00 euros (IVA incluido). Un segundo lote, destinado a los servicios de las instalaciones de recarga de Hoteles, Supermercados, Grandes Superficies o Gasolineras, con un valor máximo de licitación de 30.000,00 euros (IVA incluido).


Se han adjudicado las 24 ofertas presentadas para el lote I y las 9 presentadas para el lote II, repartido en los dos lotes -por sectores- de una manera desigual. 7 propuestas han resultado adjudicatarias para el demostrador en el servicio de reparto, 16 en el ámbito de las flotas comerciales y únicamente 1 propuesta dentro del colectivo del sector del taxi. En el lote II, todas las propuestas han venido de la mano de grandes superficies, sin llegar a cubrir el ramo hotelero o las estaciones de servicio.


Algunas propuestas interesantes


Ambos lotes han contado con propuestas muy interesantes para la ciudad. En el lote I puede destacarse algunos casos como el de Correos, empresa estatal que venía ya desarrollando su actividad de reparto con vehículos eléctricos en el marco de un convenio con el Ayuntamiento de Valladolid, ha dado un salto cuantitativo y cualitativo, al presentar 5 nuevas ofertas con nuevos vehículos eléctricos de reparto. Con estos vehículos se podrá añadir información y nuevos datos a los que ya se venían recogiendo con el anterior convenio.


Otra de las empresas adjudicatarias, CLECE utilizará para el desempeño de las prestaciones, un vehículo que incorpora un panel fotovoltaico, añadiendo una fuente de energía renovable al demostrador permitirá sacar nuevas conclusiones y resultados en el uso de fuentes exentas de emisiones. También merece la pena hablar de la oferta realizada por una mujer emprendedora, que en el circuito de distribución de productos farmacéuticos entre farmacias apuesta también por el vehículo eléctrico, incorporando un dispositivo de medida de emisiones al medio ambiente.


El segundo lote se cuenta con una propuesta muy novedosa, al proponer una instalación de punto de recarga de vehículo eléctrico, para uso comercial, en un barrio de la ciudad, permitiendo así dar servicio al pequeño comercio, con una finalidad de concienciación social de movilidad limpia y sostenible. Dentro de este mismo lote, CENTROLID ha hecho una apuesta muy sólida por la movilidad eléctrica con 8 ofertas con puntos de recarga, todos semi-rápidos, lo que sin duda será un revulsivo muy grande para el tránsito de personas y vehículos que entran diariamente a este gran centro logístico.


Se estima que la segunda ronda del Acuerdo Marco de adhesión deberá poner todo su empeño en atraer a los colectivos del sector del taxi y al sector terciario de los hoteles y supermercados, recordando que en la actualidad la red pública de puntos de recarga está instalando 5 nuevos puntos de recarga, 4 de ellos a 22 kw en ubicaciones que cubren toda la ciudad (destinados principalmente al sector del Taxi y el resto de privados) y otro de carga rápida a 50 kw destinado al sector logístico.



© Ayuntamiento de Valladolid. 2011